Política de calidad

De acuerdo con nuestra Propuesta Educativa, la razón de ser del colegio Pureza de María es:

MISIÓN

La educación integral de la persona de acuerdo con una concepción cristiana del ser humano, de la vida y del mundo, según el estilo de Alberta Giménez.

Para ello:

Ofrecemos una formación abierta a la trascendencia, cimentada en Cristo y los valores del Evangelio, según las orientaciones de la Iglesia católica, presentando a María como modelo y promoviendo la síntesis entre fe, cultura y vida.

Educamos en la pureza entendida como vivir en la verdad, en la autenticidad y en la honradez.

Fomentamos un clima de familia que favorece la convivencia y la integración entre todos los miembros de la comunidad educativa.

Promovemos el afán de superación como medio para colaborar mejor en la construcción de una sociedad justa y fraterna.

Desarrollamos una pedagogía preventiva que prepara a los alumnos para tomar decisiones positivas para si mismos y para los demás y una pedagogía activa que fomenta la iniciativa, la creatividad y la búsqueda de la verdad.

VISIÓN

Conscientes de que “la educación no es obra de un día, sino el resultado de la acción ejercitada por mucho tiempo continua y constantemente (Madre Alberta)”, con la ilusión de mantener viva nuestra Misión y de satisfacer plenamente a todos los miembros de la comunidad educativa, establecemos nuestro reto de futuro concentrándonos en:

  • Ofrecer siempre una educación de vanguardia; que aúne eficazmente la innovación con la tradición, que promueva sistemáticamente la síntesis entre fe, cultura y vida y que garantice la atención individual a todos los alumnos para lograr su integración y su crecimiento como personas. De este modo, nuestros alumnos desarrollarán las fortalezas más apropiadas para hacer frente a los retos cambiantes de la sociedad.

  • Alcanzar la máxima colaboración e implicación de las familias en nuestro Proyecto Educativo, potenciando la formación de los padres para que asuman con ilusión su responsabilidad como primeros educadores de sus hijos, acrecentando día a día su sentido de pertenencia a la familia de la Pureza.

  • Mantener un equipo humano que desarrolle al máximo sus competencias, innovador, motivador, capaz de trabajar en equipo, en continua adaptación al cambio, que se identifique y comparta la misión de Pureza de María.

  • Ser percibidos como Comunidad Educativa cristiana que sea referente de calidad educativa en el entorno y agente de transformación positiva del mismo. Ofrecer a la sociedad ciudadanos comprometidos con los problemas sociales del momento, con los nuevos retos de la Iglesia y con el cuidado del medio ambiente.

  • Llegar a alcanzar un sistema de gestión eficiente y de mejora continua, que permita adecuar la infraestructura y los recursos del Centro a las necesidades y expectativas del momento.

Visión que queremos alcanzar en un plazo de 10 años.

VALORES

  • Para el desarrollo de la Misión y la consecución de la Visión, resaltamos como motores de nuestra actuación los siguientes principios y valores:

  • La prioridad por la persona, el respeto a sí mismo, a los demás y al medio ambiente, orientarán todas nuestras decisiones desde una visión cristiana del hombre y del mundo.

  • La responsabilidad, el trabajo bien hecho y la voluntad de superación distinguirán nuestras actuaciones.

  • La justicia, la preferencia por los más necesitados y débiles, el amor como servicio serán nuestra preocupación constante.

  • La comunicación, el trabajo en equipo y la colaboración serán premisa en todas nuestras actividades.

  • La coherencia con los valores compartidos desde la fe, la libertad y el espíritu crítico animará nuestra labor educativa.